Cuando controladores aéreos, personal del aeropuerto o empleados de una aerolínea hacen huelgas se producen retrasos frecuentes en la operativa de los vuelos. En principio, usted tiene algunos derechos como pasajero incluso durante una huelga: por ejemplo, tiene derecho a un transporte alternativo lo antes posible. Si el tiempo de espera en el aeropuerto es prolongado, también tiene derecho a refrigerios como aperitivos, bebidas e incluso reubicación en hoteles por parte de la aerolínea.

Si la salida de su vuelo sufre un retraso de más de 5 horas, tiene derecho a renunciar al vuelo y recibir un reembolso por parte de la aerolínea. Si los trabajadores de la aerolínea hacen huelga, tiene derecho a indemnización a razón de cancelación de vuelo o de un retraso considerable.